Alerta sanitaria en Nepal: así luchamos contra la trata durante el coronavirus

22-05-2020 Lectura 2 Minutos
Begoña Rodríguez Pecino
Comunicación y contenidos

La crisis del coronavirus es mucho más que un golpe a la economía mundial. También provoca graves consecuencias sanitarias y sociales que aumentan las brechas de desigualdad ya existentes antes de la pandemia. La trata de seres humanos es un claro ejemplo. Conoce cómo trabajamos en Nepal para que la alerta sanitaria de la COVID-19 no frene nuestra lucha contra esta forma de esclavitud.

Alerta sanitaria en Nepal

La alerta sanitaria provocada por el coronavirus ya es una realidad en Nepal. Desde el pasado 24 de marzo, la población del país de los Himalayas vive confinada. Las escuelas están cerradas, al igual que la mayor parte de mercados, y el transporte aéreo y terrestre también se ha suspendido. El número de contagios supera los 180 y las autoridades sanitarias confirmaban recientemente la primera muerte por COVID-19.

El coronavirus, un obstáculo más para luchar contra la trata

El coronavirus está agravando desafíos ya existentes antes de la pandemia. Hace poco, te contamos en el blog cómo esta crisis podía aumentar la ya de por sí preocupante cifra de 820 millones de personas con hambre en el mundo. También analizamos el varapalo al empleo o el aumento de la violencia intrafamiliar y de género durante el confinamiento, entre otros problemas.

La trata de personas también podría dispararse ante la alerta sanitaria actual. La vulnerabilidad, pobreza y falta de oportunidades derivadas de esta crisis pueden provocar que cada vez más personas sean engañadas por las redes de trata en un intento por mejorar sus condiciones de vida.

Cuando hablamos de trata o compraventa de personas nos referimos a uno de los negocios ilícitos más lucrativos del mundo. Se calcula que afecta a más de 21 millones de personas, sobre todo a mujeres y niñas, aunque las cifras reales son difíciles de conocer.

La pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidades por culpa de la #COVID19 pueden disparar los casos de trata de personas en países como Nepal Clic para tuitear

Ahora, más que nunca, #SomosAyuda en Nepal

Nepal, uno de los países más pobres del mundo, también es uno de los más castigados por la trata de personas. Por eso, desde 2016 trabajamos junto a Maiti Nepal para poner fin a esta lacra que, solo en el país asiático, afecta a entre 12.000 y 15.000 mujeres y niñas al año. En este vídeo te contamos todos los detalles del proyecto:

Para poder responder a la alerta sanitaria y garantizar al mismo tiempo la seguridad de las mujeres y niñas para las que trabajamos, estamos adaptando nuestra intervención en Nepal. Por ejemplo, aunque la oficina esté cerrada debido al confinamiento, las casas de acogida, donde actualmente ayudamos a más de 200 niños y niñas, siguen funcionando con normalidad. Por otro lado, sabemos que el confinamiento está provocando que un mayor número de mujeres y niñas sufran violencia de género en sus hogares. Por ello, hemos establecido una línea de apoyo telefónico donde les ofrecemos tanto apoyo psicosocial como legal.

Las actividades en espacios exteriores y la detección de posibles casos de trata en puestos fronterizos están pausadas debido a las restricciones de movilidad y al cierre de fronteras. Tan pronto como las limitaciones vayan retirándose, redoblaremos nuestros esfuerzos para conseguir que ninguna niña sea víctima de trata en Nepal.

Y lo haremos gracias al trabajo de socios, socias, padrinos, madrinas, empresas e instituciones solidarias. Solo gracias a este compromiso colectivo podremos seguir trabajando contra la pobreza y la desigualdad antes, durante y después de crisis humanitarias como esta.