La importancia de la educación en la infancia

Importancia-educación-infacia
30-1-2020

Autor : Blanca Arnaiz

La importancia de la educación en la infancia es clave para el desarrollo de las personas, porque es en esta época de la vida donde se sientan las bases para el desarrollo futuro de la persona.

Cuando hablamos de educación no nos referimos únicamente a la adquisición de conocimientos académicos. El término educación incluye también la parte no cognitiva, aquella que se refiere a la formación del niño o niña en valores. Toda la información que recogemos en los primeros años de vida nos sirve para desenvolvernos en el mundo y nos desarrollemos plenamente como personas. Por eso es tan importante la educación en la infancia.

La importancia de la educación en la primera infancia

Es en los primeros seis años de vida cuando existen las mejores condiciones para adquirir las herramientas que nos permitirán desarrollarnos y desenvolvernos en cualquier situación a lo largo de nuestra vida. De ahí la importancia de la educación en los primeros momentos de la vida de un niño/a.

Diversos estudios revelan que la primera infancia es un tiempo biológico que condiciona al niño para el resto de su vida. Es el momento en el que el cerebro sienta las bases de su complejo funcionamiento. No hay nada más que observar a un niño o niña para darse cuenta de lo lejos que le puede llevar su curiosidad por todo lo que le rodea. Ese gran potencial favorece la adquisición de conocimientos en esta etapa.

Todos los mensajes y estímulos que reciben durante este tiempo se organizan para formar las respuestas ante las diferentes situaciones que enfrentará la persona. El proceso de aprendizaje del niño o niña y su crecimiento como persona depende de cómo sean las conexiones intelectuales y emocionales de esos mensajes. Por eso es importante proporcionar una educación sana a la infancia.  

La educación como camino hacia el pleno desarrollo

La educación no consiste en ofrecer las cosas ya hechas o dar las respuestas acertadas. Se trata de mostrarles el camino para que con lo aprendido sean ellos los protagonistas de sus propias decisiones y de sus propios errores. Así irán construyendo y desarrollando su personalidad y sus capacidades físicas e intelectuales. Esto contribuye al crecimiento personal y favorece la integración social y profesional.

En la gran aventura de la educación el papel de los educadores es muy importante y solo le supera el de su entorno familiar. Es fundamental que los niños y niñas se sientan protegidos y valorados para que el proceso educativo, tanto curricular como emocional, sea efectivo y se convierta en verdadero motor de desarrollo para construir sociedades más justas y equitativas.

La educación es fundamental para el desarrollo de la infancia. Determinará cómo serán los adultos del mañana. Clic para tuitear

4 valores que demuestran la importancia de la educación

Existen valores que nos demuestran lo importante que es la educación durante la infancia, y que su ausencia repercutirá gravemente en el desarrollo futuro:

  1. Confianza: confiar en uno mismo nos proporciona la fuerza necesaria para enfrentarnos a las adversidades y problemas cotidianos, logrando así el éxito personal.

  2. Seguridad: cuando tienes las herramientas adecuadas para afrontar diferentes situaciones te sientes más seguro porque tienes la confianza suficiente en ti mismo para superar cualquier reto.

  3. Capacidad de decisión: el conocimiento de nuestro entorno y la seguridad en nosotros mismos nos proporciona los recursos necesarios para tener capacidad de decisión.

  4. Felicidad: la confianza en uno mismo, así como en las propias capacidades es clave para no rendirse y lograr alcanzar la meta. Conseguir los objetivos que nos hemos propuesto nos permite desarrollarnos como personas, a la vez que nos proporciona un gran bienestar y por tanto, felicidad.

Ayuda en Acción trabaja por el derecho a la educación para toda la infancia

La educación es un derecho que los Estados se han comprometido a garantizar tanto a través de diversos tratados internacionales, como a través de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En concreto, el ODS 4 plantea el compromiso de garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos para el año 2030. Pero en el mundo todavía hay más de 256 millones de niños y niñas que no tienen garantizado el acceso a la educación.

Ayuda en Acción apoya a las personas más desfavorecidas y que se encuentran en contextos de pobreza extrema. Una de las prioridades en el trabajo que realiza en los 22 países donde está presente es conseguir que se haga efectivo el derecho de la infancia a la educación. Porque la educación es la llave para poder salir de la pobreza,es la herramienta fundamental para defenderse en la vida y la única forma de acabar con la intolerancia y la violencia y conseguir sociedades más justas.

263 millones de niños y jóvenes en el mundo no pueden ir al colegio.